Registrate ahora en Endoroot.com!    Entra en tu cuenta
  

Buscar en Google
Ingreso
Votaciones
¿Qué sistema rotatorio es tu preferido?
Mtwo
Protaper
Profile
K3
Hero 642
LightSpeed
RaCe
Endosequence
GTX
Ninguno
Twisted Files
Foto aleatoria
dsc01368

dsc01368

Galería de fotos
Anuncios


Temas Endoroot : Historia de la Endodoncia
Enviado por Jordi Pejoan el 20/1/2008 22:00:00 (44343 Lecturas)


Monografía acerca de la historia de nuestra querida especialidad, la endodoncia. Leer más

HISTORIA DE LA ENDODONCIA:

Hace 2200 años se encontró la primera endodoncia en un diente humano, fue durante el periodo helenístico (200 años a.c.), fue declarada por nombrarse en un periódico de Jerusalén y se informó del hallazgo arqueológico en el Journal of the American Dental Association en el 1987. El tratamiento fue realizado en un incisivo lateral de un guerrero nabateano. La obturación radicular consistía en un alambre de bronce que bloqueaba únicamente la entrada del conducto. La razón de esta técnica se atribuye al hecho de que por aquella época consideraban que la causa de la enfermedad dental era un gusano que entraba en el diente, de manera que si bloqueaban su entrada evitarían el dolor dental. Esta teoría del gusano dental viene del S.XIII a.c. y se encontró en el llamado papiro de Anastasia.

Los Chinos se adelantaron al uso de arsenicales para tratar la pulpitis, unos 1500 años y también utilizaron la amalgama desde el año 659 de esta era.

En 1750, fue descartada la teoría del gusano por Pierre Fauchard, recomendando la extracción dental para pulpas enfermas.

Los inicios de la endodoncia fueron más empíricos que científicos. A continuación revisaremos las diferentes etapas que han marcado la evolución de la endodoncia:

ÉPOCA DEL EMPIRISMO (S. I – 1910):

Para los árabes la extracción dental era un recurso extremo, por lo que desarrollaron métodos para poder mantener los dientes en boca.

-Serapion (S. X): colocación de opio en las cavidades de las caries para eliminar el dolor.

-Albucasis (S. XI): Uso del cauterio para las afecciones dentarias.

El fin de la endodoncia era eliminar el dolor producido según sus creencias por un castigo divino. De ahí, surgió la creencia en los santos para aliviar y curar enfermedades (Santa Apolonia).

La Odontología se quedo atrasada hasta la aparición en el S. XVI, de trabajos de los anatomistas:

-Vesalius (1514): Evidenció la presencia de una cavidad en el interior de un diente extraido.

-Leewenhoek (1678): Señalo la presencia de microorganismos en los conductos radiculares.

-Ambroise Paré: Aconseja la esencia de clavo como medicamento y ofrece indicaciones para el diagnóstico diferencial entre pulpitis y periodontitis.

-Wilhelm Faby: Como precursor del concepto de infección focal, estableció relaciones entre las afecciones dentales y resto del organismo.

En el S. XVII, se produce un notorio avance de la odontología y se ve como se va separando de la medicina:

-Fauchard: Fundador de la Odontología moderna, recomienda curas de algodón con clavo y eugenol para cavidades de caries profundas con dolor. Y para los abcesos, la introducción de una sonda en el conducto para drenar el pus y eliminar el dolor. Empleando Pb para la obturación posterior de los conductos.

-Phillip Pfaff (1756): Mencionó por primera vez los procedimientos operatorios para un recubrimiento pulpar (trozos de Au y Pb).

-Bourdet (1757): Uso de Au en hojas para la obturación de conductos.

-Hudson: Para intentar conseguir una obturación hermética diseño atacadores especiales.

-Spooner (1936): Uso de arsénico para desvitalizar la pulpa.

-Maynard (1838): Fabricó el primer instrumento endodóntico con un resorte de reloj y otros para el ensanchamiento y conformación cónica del conducto.

En 1839 surge la primera Escuela de Odontología del Mundo en Baltimore (EE.UU).

-Hill, A. (1847): Introducción de la gutapercha como material restaurador en odontología, mezclándolo con carbonato de calcio.

-Barnum (1864): Empleó por primera vez el dique de goma.

-Bowman (1867): Uso de los conos de gutapercha para la obturación de conductos.

-Magitot (1867): Propuso la corriente electrica como prueba de la vitalidad pulpar.

-Black (1870): Ox de Cinc como material de recubrimiento pulpar.

-Miller (1890): Demuestra la presencia de bacterias en el conducto y su importancia en la etiología de las enfermedades pulpares y periapicales. Y con ello, el tratamiento de conductos deja de ser sinónimo de obturación. Se intentará buscar un medicamento capaz de destruir todos los microorganismos y resolver el problema de los dientes despulpados e infectados.
De este hallazgo surgieron numerosos medicamentos, que tuvieron que irse descartando por la irritación que producían. Destaca entre ellos, uno de los que más aguanto (más de 80 años), el Formocresol de Buckley, introducido en 1904.

-Price (1901): Puso en relieve la importacia del uso de los Rayos X en endodoncia (visión de las lesiones periapicales).

-Hunter (1910): Criticó la mala odontología que se practicaba. “conservadora de focos de infección”.

ÉPOCA DE LA INFECCIÓN FOCAL Y LOCALIZACIÓN ELECTIVA:

A pesar de los hallazgos de los últimos años de la época anterior, no fue hasta 1920 cuando llegó la “Teoría de la sepsis oral” a los EEUU, y se estudió clínica y experimentalmente.

-Billings (1921): Afirmó que el diente despulpado era un foco de infección y el responsable de enfermedades sistémicas.

-Rosenow (1922): Propuso la “Teoría de la localización electiva”: Desvitalizó dientes de perro y provocó una infección artificial y observó que las bacterias de este foco llegaban a sangre, y por una bacteriemia se fijaban en un órgano a elección y de menor resistencia para producirle alteraciones patológicas.

Esta teoría de la sepsis oral dió pie a numerosas investigaciones. Determinando una separación entre los que se dedicaban al estudio y la práctica endodóntica, surgiendo básicamente tres grupos:

1) LOS RADICALES: Por temor a la infección focal indicaban la extracción de todos los dientes endodonciados, incluso aquellos en los que el tratamiento estaba bien realizado.

2) LOS CONSERVADORES: Continuaban realizando la endodoncia, pero intentando mejorar la técnica y darle más base científica.

3) LOS INVESTIGADORES: Mostraron la necesidad de un mayor respeto a los tejidos periapicales, iniciándose una moderación en el uso de métodos y medios antibacterianos enérgicos, basándose en principios más biológicos, con lo que surge la era biológica. Este grupo también intenta combatir las ideas de los radicales, iniciándose la tercera época de la historia endodóntica.

ÉPOCA DEL RESURGIMIENTO ENDODÓNTICO (1928-1936):

En esta época se demostró con pruebas radiológicas: la necesidad de los rayos X para la realización de una buena endodoncia, y como ésta obtenía resultados satisfactorios en la disminución de las lesiones periapicales de los dientes afectados.

También se produjeron una serie de pruebas bacteriológicas e histopatológicas, en las que se enfrentaron resultados de bateriólogos e histopatólogos. Y tras numerosos estudios, Fish y Mac Lean, demostraron que las bacterias recogidas en el ápice del alveolo dentario (bacteriemia transitoria), eran llevadas desde las bolsas periodontales hacia aquellas regiones, de igual modo que al interior de los vasos que se rompían durante la extracción del diente.

Por todo ello, y tras repetidas experiencias en lo mismo, se invalidaron todas las teorías y trabajos realizados hasta 1936: comprobaron que en realidad no existían bacterias en aquellas zonas. Y con ello se entra en la etapa de la afirmación de la endodoncia.

ÉPOCA DE LA AFIRMACIÓN DE LA ENDODONCIA (1936-1976):

Fish (1939), no quedó satisfecho con el fecho de que las pruebas radiológicas mostrasen una lesión periapical y que no existieran microorganismos en esa zona, así que dedició realizar nuevos estudios en perros. Tras lo cual definió cuatro zonas:

1) Zona de infección: donde se encontraba el área central de bacterias rodeadas por leucocitos neutrófilos polimorfonucleares. Sede de los microorganismos.

2) Zona de contaminación: Donde no encontro microorganismos, pero si sus toxinas, que producían la destrucción celular.

3) Zona de irritación: De igual modo que la anterior no presentaba microorganismos pero, a diferencia, sus toxinas se encontraban más diluidas (lisis ósea alrededor de la lesión para impedir su avance).

4) Zona de estimulación: Caracterizada por la presencia de fibroblastos y osteoblastos. Las toxinas estaban tan diluidas aui, que en lugar de irritación, estimulaban la regeneración ósea por la estimulación de los fibroblastos.

Esta información la extrapoló a los dientes depulpados y obtuvo las siguientes conclusiones:

-El foco de infección estaba localizado en el interior del conducto.

-Las zonas de defensa orgánica se encontraban en la zona periapical ( región sagrada por su poder de autoreparación, para laceración de la lesión inicial).

Por ello, una vez eliminada la causa de la infección del interior del conducto, se frenará la consecuencia que era la lesión periapical.
También vió que en función de la virulencia y número de bacterias aparecían procesos agudos (alto número y virulencia, además de resistencia orgánica baja) o crónicos ( bajo numero y virulencia, a la vez que reistencia eleveda) en el diente.

Esta época también tuvo otras aportaciones a destacar:

-Badan (1935): Introducción del cemento para la obturación de conductos (alcafal).

-Jasper (1933): Presentó las puntas de plata y conos de gutapercha calibrados en función al diámetro de los instrumentos usados en la preparación del conducto.

-Walker (1936): Empleo de hipoclorito de sodio como solución irrigante.

-Grossman (1937): Evaluación clínica y radiológica de 2000 pacientes, obteniendo un éxito del 76% de los casos de endodoncia.

-Zander (1939): Curación completa de la pulpa protegida con Ca(OH).

A finales de este período destacan las mejoras en la radiografía, los anestésicos y los procedimientos, así como por la introducción de nuevos métodos y agentes.

Hizo su aparición el hidróxido de calcio como hemos mencionado anteriormente, el ácido etilendiaminotetraacético ( ethtlenediaminetetraacetic acid, EDTA), para la quelación y muchos medicamentos para el conducto radicular.

Durante este mismo período Grossman publica el primer libro de texto importante dedicado a la endodoncia: Root Canal Therapy y nombró la llegada de los instrumentos estandarizados, que posteriormente en el 1956 propondrían Ingle y Levine. En el 1962 se aceptó por parte de la Asociación Americana de Endodoncia la propuesta de Ingle en cuanto a estandarización de los instrumentos, dando origen a lo que hoy se conoce como International Standards Organization (ISO).

La industria Kerr Manufacturing fue la primera en construir estos nuevos instrumentos, que fueron conocidos como instrumentos tipo K, siendo también los más copiados en el mundo.

Incialmente la fabricación de las limas endodónticas se originaba de la torsión de un asta piramidal de acero de carbono, siendo este material sustituido después de 1961 por el acero inoxidable debido a sus mejores propiedades.

Otro dato importante en esta época es la aceptación por la Asociación Dental Americana de la Endodoncia como especialidad, en el 1963.

Otra gran contribución para el perfeccionamiento y simplificación de la técnica endodóntics fue atribuida a Herbert Schilder, en 1974, en un trabajo publicado en la revista Dental Clinics os North America el cual se transformó en un clásico de la literatura endodóntica. El autor recomendó un nuevo concepto de preparación de conductos radiculares caracterizándolo con dos palabras: Cleaning and Shaping (Limpiado y modelado del conducto radicular).

ENDODONCIA CONTEMPORÁNEA:

Es difícil establecer una fecha concreta del inicio de este último período en la endodoncia hasta hoy en día.

Lo que si es cierto es que es el período de los sistemas rotatorios de níquel - titanio, del estudio de los irrigantes, de los motores de endodoncia, del dique de goma, de los distintos sistemas de obturación, de los distintos selladores de endodoncia, de la gutapercha y el resilon...

Civjan en el 1975, fueron los primeros en sugerir que la aleación NiTi (níquel-titanio) se ajustaba bien a los instrumentos endodónticos. Las ligas metálicas de níquel-titanio fueron desarrolladas en el Laboratorio de Artillería Naval de la Marina Americana para la fabricación de instrumentos de
propiedades antimagnéticas y resistencia a la corrosión por el agua salada. Recibieron el nombre genérico de Nitinol (Nickel-Titanium Naval Ordance Laboratory).

El auge del níquel-titanio se da en la década de los sesenta, al ser utilizado por la NASA, principalmente en la fabricación de antenas de naves y satélites espaciales. Es este material, el que impulsa el desarrollo de los sistemas rotatorios en endodoncia.

Walia, Brantly y Gerstein, en la década de los ochenta, refirieron el uso del alambre de ortodoncia de Nitinol para la fabricación de limas endodónticas manuales.

Estas limas, poseían dos o tres veces más flexibilidad elástica que las de acero inoxidable, además de mayor resistencia a la fractura por torsión. A partir del inicio de la década de los noventa, las empresas fabricantes de instrumentos comienzan a producir las limas manuales de níquel-titanio. Debido a la superelasticidad de estas limas, no se aconsejó su uso para la exploración de canales o para abrir espacio en dirección apical.

Con la llegada del níquel-titanio fue posible desarrollar de manera práctica otro tipo de instrumento, semejante a la lima, que pudiera ser eficaz como instrumento rotatorio en los conductos radiculares, especialmente los curvos.

Luego, surgió la necesidad de imitar el movimiento manual, pues la flexibilidad del nitinol permitía la introducción de los instrumentos ejecutando una rotación de 360° hasta en conductos curvos. Así es como surge el primer conjunto de instrumentos rotatorios fabricados a partir de esta liga; NT Sensor (NT Company USA).

La base teórica del funcionamiento de esta lima está en el condensador de McSpadden, que fue confeccionado en nitinol para facilitar su utilización en canales curvos. En poco tiempo, otros instrumentos de níquel-titanio invadieron el mercado como el Sistema Lightspeed, el Profile, Quantec y Pow-R, Protaper, K3, Hero 642, Mtwo, Race, Endosequence, GT...

Hoy en día existen muchos sistemas distintos de instrumentos rotatorios, y el objetivo de todos ellos es aprovechar las cualidades del NiTi para poder realizar nuestros tratamientos de endodoncia.

Valoración: 8.00 (75 votos) - Valorar artículo -
Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo



 

Copyright © 2008 Endoroot.com  |  Powered by XOOPS 2 © 2001-2008 The XOOPS Project  |  Design by LGR